Buscar Historial de Ofertas e Información

domingo, 9 de agosto de 2009

Ventajas y Desventajas de las aerolíneas low cost.

3lineaslowcostSin dudas, las aerolíneas low cost han sacado buen provecho de la crisis. Con ellas ha nacido una nueva forma de viajar mucho más económica que permite a muchas personas conocer nuevos destinos que de otra forma no podrían.

Claro que el costo de semejante proeza lleva algunas desventajas pues está claro que no es lo mismo viajar en un vuelo tradicional que en uno de bajo coste. Las razones son de lo más variadas aunque podríamos resumirlas en una sola: la austeridad. El caso es que a pesar de estos sencillos vuelos, siempre son grandes elegidos debido a un factor de gran importancia, el precio.

Ahora bien, más allá de los costos podemos hacer hincapié en algunos detalles a tener en cuenta a la hora de comparar las gracias de un vuelo low cost frente a uno clásico.

En cuanto al primer tema, lo cierto es que estas compañías aéreas no realizan vuelos de conexión por lo que el mercado es más restringido y para llegar de un lado a otro en ocasiones hay que comprar dos billetes no uno con escala. Es entonces cuando hay que tener en cuenta el costo total.

Además de dinero, hay que tener en cuenta el cambio de equipaje y lo que esto supone en cuanto a hacer las colas de facturación. Un tercer factor remite a los tiempos entre un vuelo y otro pues en el caso de que el primer avión se retrase la compañía no se hace responsable si perdemos el segundo vuelo. Esto no ocurre en el caso de las aerolíneas tradicionales pues debido a que se trata de una escala, en caso de retraso están obligadas a pagar el alojamiento y la comida en caso de que fuera necesario.

Ahora es el turno de hablar de algo esencial: los destinos. Si bien las compañías low cost han mejorado mucho en los últimos tiempos aún no disponen de la misma oferta que las empresas tradicionales. Y aún si en algunos casos ambos tipos de vuelos llegan a destino hay que tener en cuenta el aeropuerto al que llegan y el costo de los traslados.

Después de todo, las aerolíneas tradicionales no son tontas y saben que aún ofrecen ciertas ventajas. Una de las más importantes se relaciona con el aeropuerto de arribo. Por lo general, las compañías low cost aterrizan en aeropuertos más alejados o más viejos, de esos que son pequeños y anticuados, lo que nos hace perder bastante tiempo. En el caso de los que están lejos de las ciudades, habrá que tener en cuenta el costo del traslado pues por lo general son caros.

La otra cara de la moneda es la cercanía de algunos aeropuertos antiguos. Muchos de ellos son discretos pero se encuentran muy cerca de las ciudades a diferencia de los más nuevos que por lo general éstos están ubicados en lugares más cercanos que los aeropuertos más modernos. Aquí es donde podéis ahorrar algo de dinero pues los traslados serán más baratos.

Sin dudas las aerolíneas de bajo coste son una gran opción a la hora de viajar en forma económica. Sus billetes son una verdadera atracción y lo cierto es que no hay sorpresas a la vista siempre que uno sepa que no contará con un servicio de lujo.

Porque ese sin dudas es el gran talón de Aquiles de las compañías low cost. Para conseguir estos precios asequibles reducen los costos y uno de los focos está en los servicios. La comida es muy básica y los precios de las bebidas u otros productos a bordo suelen ser muy altos.

Por supuesto, tampoco podéis esperar almohadas para dormir, mantas o cualquier otra comodidad. El servicio es rústico y esencial, y el precio del billete vale por el viaje, no más que eso. Pero eso no importa si tenemos en cuenta el valor que hemos pagado por el vuelo y el ahorro que esto supone. Después de todo, al aterrizar siempre uno puede correr hasta un restaurante para comer todo lo que no ha podido degustar en el avión.

Un punto que sí hay que tener en cuenta son las cancelaciones pues si bien las compañías low cost ofrecen los mismos reembolsos que las aerolíneas tradicionales y siguen las normas establecidas por la ley en ocasiones el reembolso no compensa lo ocurrido dado que es muy bajo.

Si bien debido a la crisis económica hemos visto como las compañías aéreas low cost sacan la mejor tajada de la tarta, lo cierto es que estos viajes suponen algunas grandes ventajas… y también ciertas desventajas.

Porque no hay dudas de que los billetes son mucho más económicos pero también lo son los servicios, que se presentan cada vez más limitados. El caso del equipaje deja entrever la naturaleza y el perfil comercial de las aerolíneas de bajo coste.

En una compañía tradicional uno tiene derecho a cierta cantidad de equipaje sin pagar ningún valor adicional. En caso de sobrepasar el peso estipulado entonces sí, se procede a cobrar un monto. En el caso de las low cost ya casi nada queda libre de culpa y así es como el bolso más pequeño del mundo implica un costo que debemos abonar pues los límites de peso son muy limitados.

De hecho, los controles son cada vez más estrictos en lo que hace a la facturación del equipaje de mano y así es como si en algunos casos significa un adicional discreto en otros casos la suma es tan grande que quizá valga la pena optar por una aerolínea tradicional.

Por otra parte, los límites de peso en éstas últimas son superiores por lo que la elección en parte dependerá de cuantos bultos llevaremos pues si son muchos lo que no pagamos al comprar el billete se compensa con este adicional.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

que te parece esto?????